Fugaz.

 
Hay gente que pasa por nuestra vida con la duración de una estrella fugaz. Que nos emociona cuando aparece, nos envuelve con su arte en cada movimiento de ficha y nos carga los ojos de incertidumbre cuando las vemos marchar. A veces creo que son las que nos marcan más quizás por su brevedad, no ha dado tiempo a que se deteriore nuestra visión de ellos, no ha llegado la rutina y otras cuestiones que acaban por quebrarnos.